fbpx

Conoce los 4 tipos de logos que puedes usar en tu negocio

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

Autor:

Cristopher Garayar

Cristopher Garayar

Todo lo que tienes que saber antes de crear un buen logotipo para tu marca

Seguro estás en esa fase en la que tu empresa está por despegar, solo necesitas el logotipo ideal para tu empresa y no sabes cómo empezar. Primero, debes saber que el diseño de un logotipo no es solo pensar en colores, algunas imágenes abstractas y el nombre de tu marca.

Tu logo será el protagonista de tu marca, la manera en la que tus clientes podrán identificarte, y para eso debe estar asociado a características positivas de tu empresa. Es por eso que hoy te ayudaremos a crear un logotipo fiel a tu marca y para eso, te mostraremos cuales son las diferentes tipologías de logos con algunos ejemplos y algunos aspectos importantes antes de elegir el logotipo correcto. 

Logotipo

Según la RAE, “el logotipo es un distintivo formado por letras o abreviaturas de una empresa, marca o producto”. El logotipo es una representación verbal de la marca, es decir sin imágenes, mediante un grupo de palabras o letras. Este símbolo debe estar compuesto por un texto y una tipografía.

Isotipo

El isotipo es un icono o imagen que se usa para representar de forma gráfica algo extraído de la realidad. Para hacer uso del isotipo se debe realizar un análisis exhaustivo de la empresa, su público objetivo y mucha creatividad para reconocer los elementos distintivos de tu marca.

El isotipo se divide en subcategorías: el monograma, anagrama, sigla, inicial, pictograma y firma. Estos se utilizan para transmitir la identidad y esencia de tu marca sin necesidad de hacerle mención. 

Imagotipo

En este caso, el imagotipo combina el texto y el símbolo en un conjunto visual. Estos elementos también deberían funcionar por separado. Puede tener un símbolo o una imagen.

Isologo

Proveniente de la combinación de isotipo y logotipo. El isologo fusiona el texto y los iconos, el texto puede estar dentro de la imagen o al revés, la imagen dentro del texto. Esto genera que no puedan funcionar por separado. Mientras que el imagotipo permite que los elementos pueden separarse y sean más flexibles en cuanto a composición, ya que es muy común que el icono esté arriba y el texto abajo. 

  1. Realiza un análisis profundo de tu negocio, ten presente lo que quieres comunicar, los valores de tu marca, el mensaje sobre tu empresa, qué es lo que tu marca representa y tu target ideal.
  2. Estudia a tu competencia, investiga cómo son los logos de la competencia, cuáles son los colores que usan, las tipografías y las tendencias del mercado. Busca en qué quieres destacar y diferenciarte de tu competencia.
  3. Tiene que ser flexible, tu logo debe ser capaz de adaptarse en muchos medios y soportes, ajustarse en diferentes texturas y colores. Tienes que verte bien de todas las formas posibles.
  4. Diseña diferentes elementos, selecciona una paleta de colores, tipografías, formas y líneas de tamaños diferentes, cualquier tipo de elementos que sean congruentes con lo que quieres comunicar.
  5. Bocetea, crea varios estilo de logo con variantes de color para que puedas evaluar todas tus posibilidades y elegir el que se vea como lo que estás buscando. Trabaja en sintonía con tu diseñador y crea algunos ejemplos de logo.  
  6. No exageres, al momento de diseñar tenemos muchas ideas juntas y no todas llegarán al producto final. Elimina los elementos que no le añaden valor a tu marca y gana mucho tiempo. 

Consejo final 

Abre tu mente, no te cierres en una sola idea y ten en cuenta otras posibilidades. Experimenta con cada tipo de logotipo, ve cómo se adaptan a tus medios online o materiales de branding. Además, la confianza es muy importante, confía en tu diseñador, trabajen en conjunto y disfruten el proceso de creación.

Relacionados

Noticias
Fiorella Abanto

Certificado de Compensación de Huella de Carbono: Compromiso Ambiental

Uno de los aspectos más destacados de nuestro compromiso ambiental ha sido nuestra asociación con Cabify para compensar el 100% de las emisiones de carbono generadas por los viajes realizados. Durante el año pasado, hemos recorrido un total de 288 km con Cabify, lo que equivale a una compensación de 40 kg de CO₂. Esta iniciativa nos ha permitido no solo reducir nuestra huella de carbono, sino también apoyar proyectos ambientales importantes en las áreas donde operamos.

Read More »

Siguenos en nuestras redes sociales y conoce nuestros servicios.

Categorías

ANUNCIA CON NOSOTROS

¡Conversa con un asesor comercial!

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?